Estos últimos días se ha aprobado en el parlamento un cambio completo del alumbrado público. Con esta medida se pretende reducir el consumo energético. Pero, ¿Cuál es el método más eficiente y más viable economicamente con el cual reconstruir nuestro alumbrado?

Definamos primero los tipos basicos de elementos para iluminación:

- Una lámpara incandescente se basa en el efecto Joule, donde se coloca un hilo con una alta resistencia que se calienta. Su vida útil es la más corta de los tres tipos de lámparas, unas 1.000 horas.

El trabajo efectuado por la energía eléctrica absorbida se distribuye: un 15% en luz visible, un 25% en energía calorífica y el resto en radiación no perceptible (ultravioleta o infrarroja) que acaba convirtiéndose en calor.

Su luminosidad suele ser entre 12 y 18 lm/W ( un lm = lumen equivale al flujo de luz producido por una candela).

Su mayor ventaja es que tienen un flujo continuo de luz.

- Una lámpara fluorescente en cambio  tiene una vida útil mucho mayor a la incandescente (entre 5.000 y 15.000 horas). El sistema se basa en un tubo con partículas de mercurio y fosforo que mediante dos electrodos son excitados y se logra que haya circulación de electrones.

Este sistema no ofrece un flujo de luz continuo y si no se usan sistemas trifásicos  puede provocar problemas ( dolor de cabeza, migraña, etc). En este caso la luminosidad oscila entre 50 y 90 lm/W.

- Las lámparas LED son muy semejantes a las fluorescentes, aunque  su vida útil es más prolongada, unas 20.000-40.000 horas con alta luminosidad y 50.000-100.000 con luminosidad normal.

Su luminosidad suele ser cercano a los 60 y 70 lm/W.

El LED también se diferencia porque su luz no oscila  como en el caso de una lámpara fluorescente, aunque en el caso del LED se debe conectar a una fuente de corriente continua, lo cual aumenta su coste de instalación.

Después de ver estos datos, se puede descartar la lámpara incandescente de la lista de opciones viables, así pues ahora valoraremos el aspecto económico de las fluorescentes y las LED. Vamos a plantear una generalización de cada uno para una iluminación de 13.000 lúmenes (lo común para uso en las calles).

L. de LEDs

———————————

Un precio medio de 500€ por 130 W de potencia**

Vida útil entre 100.000 – 150.000 horas

Un flujo de luz de unos 13.000 lm

———————————

L. fluorescente

———————————

Un precio medio de 60€ por 150 W de potencia

Vida útil entre 60.000 – 100.000 horas

Un flujo de luz de unos 13.000 lm (85 lm/W)

———————————

Ahora que tenemos los datos podemos calcular su rendimiento económico. Supondremos el caso más favorable para la L. de LEDs y del fluorescente y una duración del trabajo de las dos lámparas de 300.000 horas (con sus substituciones).

L. de LEDs:             2 x 500 €       +    300.000 horas  x 130 W x   Precio electricidad

L. fluorescente:      3 x 60 €        +    300.000 horas  x 150 W x  Precio electricidad

En este caso, para que no fuese eficiente la inversión en las L. de LEDs el precio de la electricidad debería ser inferior a  0,136 €/KWh.

Actualmente el precio de la electricidad es de unos 0,135 €/KWh, como se puede deducir de la tendència en la tabla adjunta. Pero suponiendo que el precio de la electricidad va ir en aumento durante los próximos años debido a la reducción de la producción petrolífera, se podría decir que invertir en L. de LEDs sería una buena inversión.

*Para ver diversos tipos de lámparas LED con sus características y precios os recomiendo ver:

http://www.myledlightingguide.com/pdf/MyLEDLightingGuide.pdf

**Aquí podéis ver el precio de las lámparas de LED para alumbrado público para importación hacia España:

http://www.juncoop.com/pdf/prices/Tarifa%20LED%20Alumbrado%20Publico%20ES%20USD.pdf