El Cryptococcus es un hongo muy peligroso, que consume azúcar para reproducirse y en las personas puede ser el origen de algunos tipos de meningitis.

Al parecer se ha encontrado una estrecha relación entre la presencia de un azúcar llamado “inositol” muy abundante en el cerebro y el líquido de la medula espinal, y la proliferación del Cryptococcus.

Al parecer este azúcar estimula la multiplicación de Cryptococcus en estas zonas tan importantes del cuerpo, dando origen a infección. La cosa no acaba aquí porque a diferencia de otros hongos origen de patologías, que solo tiene una o dos vías de “ataque” este hongo tiene más de diez, lo que lo hace especialmente peligroso.

Estos estudios que se publicaran en mayo pueden ser la clave para desarrollar nuevos tratamientos contra este peligroso hongo.